Jua 14:6 "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí."
Jua 14:6 "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí."

Qué creemos

Debido a que el Espíritu Santo ha estado llevando a la iglesia del Señor Jesucristo a un entendimiento de la verdad a través de su historia, no podemos negar el legado que nos ha dejado a través de los Credos de la iglesia primitiva, de los Reformadores y de los Puritanos. Es nuestra convicción que los frutos de esta herencia confesional han sido reunidos mejor en la “Confesión de Fe Bautista de Londres de 1689”, la cual es un resumen, probado a través del tiempo, de lo que creemos que la Biblia enseña. Esta es nuestra Confesión y regla secundaria de fe y práctica, siempre subordinada a la regla primaria y final de las Santas Escrituras. Algunas de las doctrinas más vitales contenidas en esta Confesión de Fe que creemos y enseñamos son las siguientes:

 

SOBRE LA SANTA BIBLIA
Toda la Biblia, y cada palabra de la misma, es inspirada por Dios, sin ningún error y autoritativa.

 

SOBRE DIOS
Hay un Dios solamente, existiendo eternamente en tres personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Dios creó todas las cosas de la nada por la palabra de Su poder en seis días y continúa manteniendo el control soberano absoluto sobre todas sus criaturas y todos los eventos de la historia.

 

SOBRE EL HOMBRE
El hombre, a través del pecado de Adán, se ha hundido en un estado de pecado y culpa. Está corrupto en toda facultad de su ser, muerto espiritualmente, en esclavitud a Satanás, y es incapaz de agradar a Dios por sus propios esfuerzos, y merecedor solamente del juicio de Dios.

 

SOBRE JESUCRISTO
Jesucristo, siendo Dios esencialmente, tomó para sí una humanidad completa en el vientre de la virgen María, vivió una vida sin pecado, padeció una muerte como sustituto por el pecado de Su pueblo, fue levantado corporalmente de entre los muertos y ascendió al cielo, donde vive siempre para interceder por Su pueblo.

 

SOBRE LA SALVACIÓN
La salvación es la obra del trino Dios, comenzada en la eternidad por la selección amante del Padre de una multitud de pecadores merecedores del infierno, basada enteramente en la obra terminada del Hijo y no sobre ningún mérito humano, y aplicada eficazmente por el Espíritu Santo dando vida a pecadores muertos espiritualmente. Es por lo tanto solamente por la gracia de Dios, quien ordena a los hombres arrepentirse de sus pecados y a creer en el evangelio. A aquellos que El les da vida, los lleva a apartarse de sus pecados y a confiar en Cristo.

 

SOBRE EL CREYENTE
Todos los creyentes verdaderos, habiendo sido librados de la esclavitud del pecado y habiendo recibido el don del Espíritu Santo, dan evidencias de un cambio salvador manifestando un patrón o modelo básico de obediencia a Cristo y por el fruto del Espíritu Santo. Dios les manda y les capacita para creer y perseverar en la fe y santidad hasta el fin.

 

SOBRE LA IGLESIA
La iglesia está compuesta solamente de pecadores arrepentidos que con fe confiesan a Jesucristo como su Señor y Salvador y se someten a Su gobierno y autoridad según se encuentra en las Sagradas Escrituras. Estos creyentes cuando son bautizados sobre la base de su confesión de fe, pasan a formar parte de la iglesia local.

 

SOBRE LA SEGUNDA VENIDA
La segunda venida de Cristo, a levantar a los muertos de sus sepulcros y a juzgar a todos los hombres, ha de ser personal, visible y gloriosa. En aquel tiempo los incrédulos serán condenados por sus pecados y entregados al sufrimiento eterno en el infierno y los creyentes serán vindicados y glorificados por su justo salvador e introducidos en los nuevos cielos y la nueva tierra.


Para descargar la Confesión de Fe Bautista de Londres de 1689 pulse en el enlace de abajo:

Confesión de Fe de Londres de 1689
confesion_fe_1689.pdf
Documento Adobe Acrobat [272.6 KB]